¿Cómo funciona un sistema solar fotovoltaico?

La energía fotovoltaica consiste en convertir la irradiación solar en energía eléctrica mediante células solares fotovoltaicas. Una de las principales ventajas de la energía solar, frente a otras energías renovables, es la capacidad de producir energía en el lugar donde que se va a consumir y no a varios kilómetros de distancia.

¿En qué consiste el efecto fotovoltaico?

Los módulos solares fotovoltaicos son el corazón de cualquier sistema fotovoltaico. Se componen de células solares, que transforman la irradiación del sol en energía eléctrica (mediante el denominado efecto fotovoltaico). El principal componente de las células solares es el silicio, que se obtiene de la compresión de arena (esta materia está disponible de manera casi ilimitada). El silicio sólo es conductor de energía cuando está expuesto a la irradiación solar. La célula solar es tratada con una capa de fósforo y otra en el fondo de boro. La parte superior tiene cinco electrones y la parte inferior tiene tres electrones: Para lograr un equilibrio (4 electrones en cada lado), el silicio (que tiene 4 electrones) se convierte en un medio de transporte. Esto significa que cuando el sol brilla, los flujos de corriente en el dispositivo se conectan generando una corriente continua.

Los componentes de un sistema solar fotovoltaico:

Antes de que la irradiación solar se pueda convertir en electricidad para su consumo se tiene generar en el módulo y transformar en los inversores eléctricos. Los principales componentes con los que cuenta un sistema solar fotovoltaico son:

  • El módulo solar fotovoltaico que actúa como generador de electricidad y es el elemento que se expone a la irradiación solar sujeto sobre un sistema seguro de estructuras. Cada módulo solar fotovoltaico se compone de varias células fotovoltaicas interconectadas. Las células solares fotovoltaicas convierten la luz solar en corriente continua. Sin embargo, esta electricidad no puede ser utilizada directamente, por lo se envía al inversor o convertidor electrónico.
  • El inversor se utiliza para convertir la corriente continua de los módulos solares fotovoltaicos en corriente alterna para nuestros hogares, con una mínima pérdida de eficiencia.
  • Contadores, similares a los utilizados para medir el consumo de energía eléctrica, se utilizan para registrar con precisión la producción. De esta manera se controla la cantidad de energía solar fotovoltaica generada, transformada y vertida a la red, de manera que puedas recibir ingresos por esta. El gobierno te garantiza una remuneración por cada kWh suministrada a la red.
  • Los sistemas de monitorización sirven para comprobar que el sistema fotovoltaico está funcionando correctamente, informando inmediatamente sobre cualquier fallo y garantizando así un funcionamiento eficiente.

Ventaja de Conergy: Conergy produce todos los componentes de un sistema de energía solar fotovoltaica, diseñados desde su inicio para trabajar conjuntamente y lograr la máxima eficiencia del sistema. ¿Por qué no lo descubres por ti mismo?
>> Soluciones Conergy

 5 razones para confiar en Conergy

12 años de experiencia

Fabricante de todos los componentes del sistema fotovoltaico

Altos estándares de calidad alemana

Sistemas fotovoltaicos y servicios con un único proveedor

Cercanía a nuestros clientes gracias a nuestra red de ventas

 Contacto

Envíanos un E-mail:

O llámanos al: 900 810 070


Conergy Claim